free hit counter
Grupo Radio Centro
Sismo MX
¿Cómo revisar tu casa después del sismo?

La Secretaría de Protección Civil de la Ciudad de México recomienda revisar tu casa o departamento para que no estés expuesto a riesgos como fugas de gas, fallas de energía eléctrica o daños sustanciales en la estructura del inmueble.

Para revisar el estado de tu hogar, es preciso que realices tres sencillas acciones que podrían hacer la diferencia en cuanto a tu seguridad y la de tu familia: identificar, monitorear y mantener.

 

  1. Identifica

 

Las construcciones están compuestas por distintos tipos de elementos que de acuerdo con su ubicación y estructura son más o menos relevantes para que un inmueble se mantenga sin afectaciones. Después de un sismo, ubica dentro de tu casa cuáles son los muros de carga, las trabes, las columnas, los castillos, los cerramientos y los muros divisorios. También identifica cuáles son las instalaciones de luz/electricidad (apagadores, contactos, focos); de agua (cisternas, tuberías, tomas de agua); sanitarias (tuberías de aguas negras, sanitarios, coladeras y registros) y sobre todo las de gas (estufa, calentador, cilindro o tanque estacionario).

 

  1. Monitorea

 

El siguiente paso es monitorear el estado de las instalaciones. De acuerdo con Protección Civil, es necesario que revises si hay fisuras o fracturas en acabados o elementos estructurales. Las fisuras normalmente afectan a los acabados superficiales del edificio, por lo que no implican un gran riesgo. Las fracturas afectan el soporte de la vivienda, por lo que es necesario que se realicen las reparaciones lo más pronto posible.

Con respecto a las instalaciones de gas, debes revisar que los cilindros o tanques estacionarios no tengan golpes ni raspaduras, ya que esto provoca la corrosión del material con el que están hechos. Revisa las perillas de la estufa y del calentador, ya que una junta mal colocada podría causar una fuga. También procura poner un poco de agua con jabón en las junturas de las tuberías de gas y si observas que se forman burbujas, es necesario que reemplaces esa conexión.

Verifica si las tuberías de agua no presentan alguna fuga, ya que el agua podría contaminar los tinacos y las cisternas. También verifica si no hay alguna sobrecarga en las instalaciones de luz y que no haya cables expuestos para que no haya peligro de descarga eléctrica.

 

  1. Da mantenimiento

 

La Secretaría de Protección Civil de la Ciudad de México recomienda que al menos dos veces al año o inmediatamente después de un sismo, realices las correcciones correspondientes y le des mantenimiento a tu hogar. Entre las afectaciones que tu casa puede sufrir está el que la humedad, las fisuras y el desprendimiento de acabados podrían dañar la estructura del inmueble. Las tuberías y coladeras tapadas podrían ocasionar fugas y socavaciones en los cimientos y el suelo de tu casa.

En último caso, si tu casa sufrió daños importantes, es importante que la evacues y que realices las reparaciones lo más pronto posible antes de regresar a habitarla, de acuerdo con la Secretaría de Protección Civil.